Buscador de profesionales

Estrabismo

¿QUÉ ES EL ESTRABISMO?

El estrabismo es una patología del sistema visual que consiste en una desviación ocular. En los niños la desviación ocular no suele ir acompañada de visión doble.

La desviación puede ser en cualquier dirección: hacia adentro o ENDOTROPÍA, hacia fuera o EXOTROPÍA, hacia arriba o HIPERTROPÍA, o hacia abajo o HIPOTROPÍA.

 

Existen diferentes tipos de estrabismo, cada uno de ellos con unas características clínicas, edad de debut, pronóstico y tratamiento diferentes .

 

Pero no lo vemos desviar todo el tiempo ¿puede ser? ¿ Cómo se presenta?

La desviación no siempre es constante, si no que a menudo se presenta de forma intermitente, siendo más frecuente y evidente en estados de cansancio o debilidad ( un proceso febril, sueño, al final del día etc.). Es por este motivo que algunas veces puede ser difícil realizar su diagnóstico con una visita al pediatra, ya que dado su carácter intermitente puede no ser detectado. Por este motivo es muy importante que el niño sea valorado por un especialista en oftalmología pediatrica o por un estrabólogo. Hay otras señales que nos alertan de que un niño puede presentar un estrabismo intermitente como por ejemplo guiñar un ojo.

Figura 2: Estrabismo tipo Exotropía Intermitente: vemos que la niña tiene desviado el ojo izquierdo hacia afuera. En estos casos es típico que cierren o guiñen un ojo sobre todo cunado están expuestos a días soleados y miran en visión lejana. Una pregunta útil es si les ven guiñar cuando juegan en el parque. Al ser intermitente puede pasar desapercibido en la consulta.

 

Otra señal de que un niño pueda tener un estrabismo es el tortícolis. Ante un niño que inclina la cabeza o mira de lado siempre se debe descartar la posibilidad de que el tortícolis sea de causa ocular.

Figura 3: Tortícolis de causa ocular: Vemos a un niño con la cabeza inclinada sobre su hombro derecho. Al colocar recta la cabeza se evidencia que el ojo izquierdo está más alto (hipertropia izquierda). Este es un tipo de estrabismo paralítico que suele ser de nacimiento y se manifiesta por una tendencia a tener inclinada la cabeza desde la infancia hacia el lado contrario al ojo de la parálisis.

 

¿Y a qué edad se suele presentar?

Existen tipos de estrabismos que se presentan ya desde muy bebé antes de los 6 meses de vida (estrabismo congénito) y otros que aparecen años más tarde. Incluso hay estrabismos de aparición en la edad adulta.

 

¿Es un ojo o son los dos?

La desvición se produce en el ojo que no está mirando el objeto de interés. Es decir si mira con el derecho tuerce el izquierdo. Si mira con el izquierdo torcerá el derecho.

Puede existir una clara dominancia y que siempre mire por ejemplo con el ojo derecho y desvíe el izquierdo, pero también puede ocurrir que exista alternancia ocular, es decir, a ratos mira con el derecho desviando entonces el izquierdo y al momento siguiente mire con el izquierdo desviando entonces el derecho. Que exista una clara dominancia puede indicar que el estrabismo se acompaña de ojo gandul o amblíope ya que el ojo que permanece mayoritariamente desviado se «usa» menos y se vuelve vago o gandul. Por lo tanto, que el estrabismo sea alternante suele indicar una similar visón por ambos ojos.

 

¿A qué es debido?

Existen diferentes factores que pueden influir en la aparición de un estrabismo. Entre los factores oftalmológicos, el primero que se debe estudiar es la asociación con defectos refractivos (necesidad de corrección óptica) o también la mala visión de un ojo. En última instancia el control del alineamiento ocular se produce en el cerebro, por lo tanto cualquier estado de «sobrecarga» para el sistema nervioso central podrá descompensar un estrabismo, por ejemplo un cuadro febril grave, una enfermedad o inclusos un estrés psíquico importante para el niño (por ejemplo un cambio de colegio, separación de padres, etc.).

 

¿Qué consecuencias puede tener para mi hijo su estrabismo?

La consecuencia más grave del estrabismo es la AMBLIOPÍA. ¿Pero, por qué se produce? Al estar los ojos desviados cada uno apuntará en una dirección y el cerebro del niño que presenta una gran capacidad de adaptación para evitar esa situación anómala eliminará o suprimirá la visión de uno de los ojos para de esa manera no ver doble. Por lo tanto poco a poco se irá utilizando menos uno de los ojos y se irá volviendo vago o ambliopizándose.

Otra consecuencia del estrabismo es la pérdida de la “visión binocular”. Es decir, la capacidad de ver en relieve, cálculo de distancias y visión estereoscópica o 3-D.

Y tampoco debemos olvidarnos del efecto estético y psicológico que puede comportar el propio ojo desviado en nuestros hijos.

 

¿Cómo se trata el estrabismo?

Siempre se deberá realizar una revisión oftalmológica completa valorando el grado de desviación, motilidad ocular, refracción bajo gotas dilatadoras y fondo de ojo. De esta manera se identificarán factores asociados como defectos refractivos y se descartarán patologías oculares asociadas que podrían dar una baja visión y secundariamente una desviación ocular (p.ej. una toxoplasmosis congénita o un desprendimiento de retina)

Si existe un defecto refractivo en primer lugar este deberá ser tratado mediante corrección óptica. En muchos casos la corrección óptica (gafas o lentillas), por si sola curará el estrabismo.

Figura 3: Estrabismo tipo endotropía acomodativa. En estos casos la desviación desaparece con la corrección óptica. Cuando el niño lleva las gafas sus ojos están rectos. Sin las gafas vuelve a desviar. El tratamiento en estos casos son las gafas.

 

En los casos en que se haya desarrollado una ambliopía asociada a la desviación ocular se deberá recuperar la visión de ese ojo (ver tratamiento de la ambliopía). La forma más eficaz para recuperar la visión será tapando el ojo sano (oclusión con parche) y así hacer trabajar más al ojo vago.

Si tras la valoración vemos que el niño no necesita gafas, o las gafas que pusimos no acaban de corregir del todo la desviación entonces está indicada la cirugía de estrabismo. Es preferible realizar la cirugía con visiones similares entre ambos ojos, es decir, con el ojo vago ya recuperado si éste estaba presente. Por tanto primero curamos el ojo vago y después la desviación.

 

¿En qué consiste la cirugía de estrabismo?

La cirugía de estrabismo se lleva a cabo en los casos en los que la gafa no corrige la desviación. En la cirugía de estrabismo se operan los músculos oculomotores. Hay seis músculos en cada ojo encargados de mover el globo ocular (tabla 2). Durante la cirugía se refuerzan o debilitan los músculos responsables de la desviación ocular. De esta manera, por ejemplo, si un niño tiene una desviación hacia la nariz o endotropia se debilitarían o aflojarían (retroceso muscular) los músculos Rectos Medios, los cuales mueven los ojos hacia adentro. Al debilitarlos los ojos se ponen rectos.

La cirugía dada la edad de los pacientes se realiza bajo anestesia general y de forma ambulatoria, por lo que habitualmente no requiere ingreso hospitalario.

 

Tabla 2. músculos óculomotores y movimiento que realizan.