Buscador de profesionales

Conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva (ver tema «conjuntivitis»).

 

Las Conjuntivitis alérgicas son típicas de la infancia y adulto joven. Existen diversos tipos. Requieren que el individuo tenga sensibilidad alérgica y que se exponga al alergeno ambiental por lo que serán de carácter crónico y cursarán a brotes. Los tipos más importantes son:

 

• Conjuntivitis alérgica estacional: es de carácter estacional, es decir, coincide con la exposición a algún polen ambiental típicamente durante la primavera. Es de carácter benigno pero molesto por el picor que produce. Suelen acompañarse de un cuadro de rinitis (moqueo y picor nasal). Se tratan con colirios antihistamínicos tópicos y también se pueden administrar orales.

 

• Queratoconjuntivitis atópica: es muy frecuente entre los niños con dermatitis atópica y es la conjuntivitis alérgica más frecuente en la edad adulta. Se inicia típicamente en la adolescencia aunque también puede suceder en la niñez. El síntoma principal es el picor de ambos ojos, junto con la molestia a la luz (fotofobia). Clínicamente se observará ojo rojo (hiperemia) y reacción papilar en la conjuntiva tarsal (aspecto de empedrado formado por pequeños gránulos debajo de los párpados). En formas evolucionadas puede dar afectación corneal  a modo de queraititis puntiforme. El tratamiento se realiza mediante antihistamínicos orales y en colirio. Y en algunos casos más graves corticoides en colirio. El frío local (compresas o paños fríos) produce alivio de los síntomas.

 

Observar el aspecto empedrado de la conjuntiva en la cara interna de los párpados.

 

 

• Conjuntivitis vernal: es un tipo de conjuntivitis alérgica más grave. Al igual que en la anterior el síntoma principal es el picor seguido de la fotofobia o molestia a la luz y el lagrimeo. El signo clínico más importante serán las papilas de gran tamaño y la secreción mucosa adherida. También se puede afectar la conjuntiva del limbo (forma limbar). Como complicación puede aparecer afectación corneal (úlceras y cicatrices) que deberán ser tratados de forma específica. El tratamiento serán los corticoides tópicos e incluso en algunos casos será necesario utilizar medicación inmunomoduladora como la ciclosporina o el tracolimus tópico.

 

 

Conjuntivits vernal: papilas gigantes con secreción mucosa en conjuntiva tarsal superior.

 

 

Las conjuntivitis alérgicas siempre deben ser controlados por un especialista oftalmólogo para detectar posibles complicaciones y para controlar los posibles efectos secundarios de los tratamientos.

 

 

¿CÓMO SE PUEDEN PREVENIR?

La mejor medida es evitar exponer al niño al agente causante.

 

En el caso de conjuntivitis alérgicas evitando el polen y ácaros en la habitación y entorno habitual del niño. No podremos evitar el polen de la calle, campo o escuela pero en nuestra casa si podemos evitar las alfombras, cojines, animales etc. Ante la aparición de los primeros síntomas de alergia, iniciar rápidamente el tratamiento ocular puede evitar tener un brote mayor. No son contagiosas por lo que pueden ir a la escuela.